[COMUNICADO] Actualización de monitoreo: Continúa el éxodo migrante, con el inicio de la “caravana centroamericana y del caribe”

FOTO: La Razón de México

 

Tapachula, Chiapas, México a 23 de marzo de 2019.

  • El grupo conformado por más de 2000 personas recorrió solamente 28 Kms en 11 Horas, debido a las altas temperaturas y el respeto al ritmo de familias, niños, niñas y adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad, quienes no recibieron atención humanitaria a su paso más allá de la vinculada por organizaciones de la sociedad civil.

  • Urgimos a las autoridades a dar respuesta integral a la protección, seguridad y asistencia humanitaria, no sólo a nivel interinstitucional en los distintos niveles de gobierno, sino en coordinación con las organizaciones de la sociedad civil con presencia en la zona.

  • Así como al INM a reiniciar las actividades de regularización migratoria en la ciudad de Tapachula, y permitir el ingreso a nuevos trámites, dicha situación determina el derecho a la no detención y condiciones de vida.

  • Las organizaciones presentes en este monitoreo respondemos a acciones de defensa y promoción de derechos humanos así como la búsqueda de justicia social, no tenemos ninguna participación en la organización y toma de decisiones de la caravana, respetamos así mismo sus decisiones y nos limitamos a la observación, vinculación de asistencia, documentación y con ello responder a la defensa de los derechos; por lo que hacemos un llamado a la sociedad a ser abiertos a la reflexión y critica ante la criminalización y discursos que incitan el miedo y la Convocamos a la solidaridad para las miles de personas desplazadas por las violencias estructurales de nuestros países de la región.

 En el Camino

Las organizaciones que monitoreamos conjuntamente el éxodo centroamericano en la frontera, hoy hemos acompañado nuevamente como observadores y vinculantes de asistencia humanitaria en el paso de la “caravana centroamericana y del caribe” integrada por personas provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Haití y Cuba, y que el día de hoy caminaron de Tapachula a Huehuetán, Chiapas.

Alrededor de dos mil personas en donde su mayoría son familias completas acompañadas de bebes, niñas y niños de primera infancia, mujeres embarazadas y adultos mayores salen por la madrugada de este sábado hacia Huixtla al inicio de su caminata observamos presencia de cuerpos de seguridad como Policías Federales, Municipales y Protección Civil, quienes con una patrulla de la policía federal al frente custodiando a la caravana emprenden su camino de manera lenta y pausada.

Se trasladan con mucho orden, controlando la fila con cordón y luces. Se encuentran organizados en cuatro comisiones: salud, seguridad, logística y alimentación que antes de emprender su camino habían organizado todo esto con el objetivo de salvaguardar la integridad de las mujeres y niños. Por su parte también les acompaña un vehículo de una persona hondureña quien traslada en su vehículo todo lo que pudieron recabar para un botiquín. Durante los primeros kilómetros de caminata de la caravana expulsan a un señor quien pertenecía a la misma por ir alcoholizado y exclamando groserías, sin embargo por parte de la Policía municipal no hubo acción alguna.

Durante el recorrido del día de hoy debido a los nulos módulos de rehidratación, primeros auxilios por parte de las autoridades correspondientes y el caminar lento sufren tres mujeres desmayos y la caravana debido al cansancio, problemas de salud que se presenta que en su mayoría son mujeres acompañadas con niñxs y adultos mayores deciden pasar la tarde noche en Huehuetan.

Durante el camino hacia Huixtla un contingente por parte de la Municipalidad de Huixtla hace que realicen una pausa para ofrecerles 60 combis que trasladaría hasta Escuintla a mujeres, niñas y niños con el objetivo de no tener confrontaciones con la población de Huixtla ya que no hay un espacio acondicionado para ellxs y saldrían rápido de ese municipio. Consensuan la propuesta en una asamblea y deciden no aceptar el traslado para no ser fragmentados.

Tanto en la ciudad como durante la ruta no hubo presencia del INM o cuerpos de seguridad que trataran de controlar o detener, ni presencia de organismos encargados de DDHH así como presencia de la Jurisdicción Sanitaria para brindar primeros auxilios. La CEDH solo llego aproximadamente a las 8:00am a tomar fotografías y hablar con algunas personas de la caravana que se cree son los líderes y en seguida se retiraron.

Ejerciendo actos intimidatorios un señor vestido de civil que revelo su identidad a uno de los migrantes organizadores dijo que llego de SEGOB (salió desde Tapachula). El equipo de monitoreo observo que traía cámara en sus lentes más celular y de forma directa e intencionada fotografió a compañeras y compañeros que realizaban monitoreo.

Principales preocupaciones

Este desplazamiento consecuente a las condiciones de vida indignas instaladas en Tapachula, la criminalización, xenofobia e inseguridad, así como el rebasamiento en la operatividad de las oficinas de atención a solicitantes de refugio COMAR, como el cierre de las oficinas de regularización migratoria motivaron esta reacción en búsqueda de mejorar las condiciones de vida, lo que deja invisible el problema de fondo y la responsabilidad del Estado en el acceso y la garantía de los derechos a las personas con necesidades de protección internacional.

La situación humanitaria de los miles de personas implicadas en un éxodo resulta insostenible. Ni las condiciones de habitabilidad, atención en salud, alimentación e higiene son las adecuadas estando en un contexto de crisis humanitaria. De entre los diversos grupos en especial vulnerabilidad, preocupan más gravemente las niñas, niños especialmente menores de 5 años (bebés) y adolescentes no acompañados, mujeres embarazadas, población LGBT+, personas adultas mayores y con alguna discapacidad, que se exponen a diversas condiciones adversas que ponen en riesgo su salud y la vida, sin asistencia humanitaria.

El crecimiento de la xenofobia y la violencia sigue presente: en los últimos meses ha aumentado deliberadamente el discurso de seguridad y militarización en la frontera sur creando una atmósfera de miedo y criminalización; lo cual favorece que al día de hoy no se reciban muestras de apoyo de la comunidad.

Desde las organizaciones firmantes, manifestamos nuestra preocupación al Gobierno mexicano en materia de migración internacional y refugio, y consideramos que:

  • En el contexto que se da esta nueva “caravana centroamericana y caribe” se hace urgente tomar acciones integrales de protección y asistencia humanitaria, más allá de operativos policiacos, para todas las personas en su caminar, atendiendo las necesidades específicas de los y las más vulnerables.
  • Reiteramos la preocupación de mantener el cierre del acceso a la regularización migratoria: cierre de las oficinas en Tapachula, suspensión de nuevos registros / tramites y la dificultad de dar continuidad a los trámites pendientes en ciudad Hidalgo y Talismán; el acceso a la regularización determina la garantía de no detención y deportación, además del acceso a las condiciones de vida digna para las personas (alojamiento, alimentación, acceso a derechos básicos como salud).
  • Hacemos un llamado a las autoridades a la no criminalización de las personas desplazadas ni personas defensoras de derechos humanos o que proporcionan asistencia humanitaria.
  • Exhortamos el acompañamiento y actuación efectiva en el marco de su mandato de la Comisión Nacional y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, a fin de asegurarse del respeto de los derechos humanos para todas las personas.
  • Demandamos una política migratoria y de asilo con una mirada estructural; exigimos el diseño de una estrategia a mediano y largo plazo que sea sostenible y tenga como prioridad el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas.
  • Al Estado que se abstenga de ejercer actos de intimidación a compañeras y compañeras que realizan monitoreo en las caravanas de migrantes por NO estar haciendo ningún acto ilícito.
  • La violencia xenófoba resulta completamente inaceptable, y el Estado junto a los medios de comunicación y la sociedad civil tenemos la obligación de prevenirla y combatirla.

Por último y no menos importante llamamos a la solidaridad y a la confluencia de la sociedad civil en la defensa de los derechos fundamentales de las personas migrantes y refugiadas en México siendo participes de la hospitalidad y donando agua, miconazol (anti fúngico), diclofenaco en gel (antinflamatorio), pomadas para pies y rozadoras, vendas, Ibuprofeno (antinflamatorio), naproxeno (analgésico) avapena (antihistamínico), óxido de zinc, pro bióticos en polvo, suero en polvo, bloqueador solar, pañales, zapatos, sombrillas, gorras, paliacates… (todo lo que pueda server en el camino a pie que han emprendido).

 

Firmamos: Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano

American Friends Service Committee (AFSC) - Oficina Latinoamérica y el Caribe, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Junax, Kaltsilaltik, Médicos del Mundo – España y Francia (MdM), Red Jesuita con Migrantes – Centroamérica y Norteamérica, Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), Una Mano Amiga en la Lucha contra el SIDA, Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes.

Comunicado